El avión híbrido de Airbus

Airbus se asocia con Rolls-Royce y Siemens para desarrollar un avión con turbinas eléctricas.

Una de las alternativas para reducir las emisiones contaminantes de los aviones es desarrollar aeronaves eléctricas. Todavía la tecnología para llegar a ese punto no está completa, por lo que uno de los primeros pasos es crear aviones híbridos, que puedan volar con turbinas convencionales y otras eléctricas.

Este es el plan de Airbus, que se ha asociado con Rolls-Royce y Siemens para llevar adelante esta iniciativa, que ayude a limitar dependencia en los combustibles fósiles.

El E-Fan X, como se conoce al prototipo, comenzaría a volar en 2020, y recién en 2025 podría llegar a operar con pasajeros. Pero como híbrido, tendrá al principio una turbina eléctrica de dos megavatios y otras tres de combustión.

Si el proyecto es viable, la idea es reemplazar una segunda turbina por el dispositivo eléctrico, y de a poco, ir avanzado hacia un avión totalmente impulsado por propulsores de este tipo.

Más interesados en el avión híbrido

Airbus construye la aeronave, Rolls-Royce el motor, y la tecnología del dispositivo es desarrollada por Siemens. De esta manera el consorcio espera ganar la carrera en la reducción de emisiones, que la Comisión Europea planteó una importante reducción hacia el 2050, un objetivo difícil de cumplir si se sigue incrementando el número de vuelos y aeronaves en el mundo.

Y estas no son las únicas empresas en búsqueda del avión eléctrico: Zumum Aero, una compañía con base en Seattle, trabaja en un modelo híbrido de jets privados que podrían volar hasta 700 kilómetros por hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *