Motores inteligentes: la evolución de la tecnología híbrida

Este tipo de vehículos tiene más de 100 años de existencia, pero la última generación de automóviles de este tipo abre el camino hacia una movilidad sustentable

Para muchos, la tecnología híbrida es un concepto nuevo o incluso del futuro, pero lo cierto es que ya pasaron más de 100 años desde su introducción un 14 de abril de 1900, en la Exposición Mundial de París. Apenas cinco años después, los motores híbridos eran un recuerdo que le dio paso a los motores de combustión interna, el motor de dos tiempos. Pero la gran innovación tuvo lugar con la invención del motor de 4 tiempos, el utilizado hoy, sumando más comodidad y mejor seguridad para el conductor y los pasajeros.

Sin embargo, los autos convencionales, al utilizar únicamente combustible, desperdician la mayor parte de la energía a través del calor. Ante ese escenario, para dar un nuevo salto evolutivo, se da la paradoja de tener que dar un salto al pasado.

Lo bueno vuelve

En 1995, eso es 95 años después de aquel día en la Exposición Mundial de París, Toyota presentó la primera versión del Prius, el primer auto híbrido de producción masiva del mundo.

Un cambio de conciencia más enfocada al cuidado del medio ambiente llevó a la compañía japonesa a utilizar el sistema híbrido HSD (Hybrid Synergy Drive) para el Prius, que combina inteligentemente la potencia otorgada por un motor naftero convencional con la de un motor/generador eléctrico, adaptándose a cualquier condición de manejo.

Durante la aceleración, el motor naftero se activa para otorgar potencia a las ruedas y le transfiere la energía excedente a la batería eléctrica, brindándole aún más potencia al vehículo.

Otra de las características más novedosas de este sistema de motores es la capacidad de generar energía y recargar la batería eléctrica a través del frenado del automóvil.

Hoy en día, los autos híbridos como el Prius, son el presente. Es por eso que mirando al futuro, frente a problemáticas globales claves como el cambio climático, la escasez de agua, el agotamiento de recursos y la degradación de la biodiversidad, empresas como Toyota, proponen el Desafío Ambiental 2050 que aspira a reducir el impacto durante la fabricación y conducción de autos, tendiendo un puente hacia una movilidad sustentable en el corto y mediano plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *